Crónica Ironman, la historia de un hombre de hierro

FErmac Cargo IRon Man-min

10 Apr Crónica Ironman, la historia de un hombre de hierro

Desde Fermac Cargo, nos complace traerles la crónica de nuestro hombre de hierro, Alejandro Casado que con esta edición de Iron Man es la tercera vez compite en una de los desafios más exigentes que puedan haber.

 

Día duro para la práctica del Triatlon en Port Elizabeth. Pero nadie dijo que el clima debe ayudar en un ironman.

Natación de 2000m debido a que el mar estaba revuelto y la temperatura era de 18 grados. Para mi, todo lo que sea nadar menos supone tiempo que no pierdo respecto a mis competidores pero no me alegré de la decisión de la organización. He trabajado muy duro estos meses para nadar fuerte 3800 metros. En fin, lo intentaremos en Hawaii

Llego tarde a la rolling start y se convierte en tarea imposible posicionarse mas adelante. Cuando salen los primeros atletas pasan 10 minutos hasta que llega mi turno. Me impaciento un poco.

Salgo relajado para evitar lo de siempre (hiperventilación más asma mala combinación). Cuando giró la primera boya empiezo a aumentar el ritmo y adelantó a muchos competidores. Me encontré muy cómodo aunque nadé solo todo el circuito. Llego a la orilla de nuevo y paro el crono en 34:30. Contento con el rendimiento teniendo en cuenta cómo estaba el día. Que ganas de coger la bici y probarme después de las decenas de horas dedicadas en el rodillo.
El sector de bici se auguraba complicado.

Salimos por la carretera que va a lo largo de la costa con un viento a favor que alegra el día. El objetivo lo teníamos claro Jesse Van Nieuwenhuysey yo, 260W NP era ir a lo seguro y me pondría en los puestos de arriba al bajarme a correr. Sabemos que podemos arriesgar más pero como bien decía 10 watios más en bici pueden afectar notablemente la maratón. Y no queríamos tomar ningún riesgo. Queremos plaza para Hawaii, no quiero competir por podio ni me veo capaz todavía con mi nivel de natación.

Tras unos primeros 50 kms muy rápidos con una media de 40 kms hora y 275W medios comienzan los problemas, antes del punto de giro en un repecho que baja con muchos baches cuando llego al final miro mis acoples y están mirando a Cuenca!

Error mío. No los apreté lo suficiente cuando monté la bici después de sacarla de la maleta. Rezo porque no se hayan caído los tornillos. Tengo la suerte que justo a 2 kms hay unos mecánicos de la organización. Me bajo y les explico cómo ajustarlo y aprovecho para ir al portaloo. Cuando salgo, siguen igual y me empiezo a poner nervioso. Perdería 5 minutos, quizá más, da igual, pienso que cada competidor habrá pasado por algún contratiempo parecido. Los mecánicos terminan de apretar los tornillos y me subo “enrabietado”. Los siguientes 20 kms me salto un poco el plan y subo los watios a 290. Ya con la cabeza fría recapacito y vuelvo a mi plan inicial, eso y que las piernas me ardían un poco
La vuelta es muy dura. Viento de cara muy fuerte. Cabeza agachada manteniendo posición aero y a machacar las bielas con cadencia de 70rpm.
Llego a la zona de transición para dar otra vuelta y no veo a nadie ni detrás ni delante. Se me cruzan los cables y todavía no sé porque giro a la altura de T2 en sentido contrario! Voy con la cabeza agachada y oigo gritos de la gente cuando levantó la cabeza veo que me están indicando que voy al revés. Por que lo hice? Todavía me lo pregunto… Doy media vuelta y vuelvo al circuito esta vez en el sentido correcto.
En la segunda vuelta el viento se hace más notable con rachas muy fuertes que me dan algún que otro susto.

Voy tomando sales cada hora. 1.5 gramos como había calculado y después de haber analizado en un laboratorio de Londres la cantidad de sodio que pierdo con el sudor. Había cuadruplicado la ingesta de sodio con respecto a carreras anteriores y voila! Primera carrera sin un solo calambre! Eso me permitiría correr por una vez en condiciones la maratón con una buena zancada sin preocuparme de que se suban los isquios. Esto lo he aprendido a base de palos. Año pasado misma prueba, se acabo mi carrera después de 21kms y yendo segundo en mi categoría. Y así es como acaban saliendo bien las cosas, dándose un leñazo y levantándose pensando que de esto hay que aprender para hacerlo bien en la próxima…

Respecto a alimentación. Tome otra decisión importante: tomar 60g de ch en vez de 90g. Fue perfecto. Nos pensamos que cuantos más ch mejor y debemos de saber y analizar cuantos ch puede asimilar nuestro cuerpo dependiendo de los ritmos que lleves en competición así como del clima durante esta. En mi caso fueron un total de 10 geles diluidos en agua en un bote. Más alguna botella de iso que cogí en los avituallamientos. Esto me dió la energía necesaria durante todo el recorrido.

He de decir que no lleve una buena alimentación los días previos y eso me pasó factura durante la prueba con algunas visitas al baño… esto ya está apuntado para la próxima! Desayuné pan integral… sin comentarios!
Volviendo a la bici. Llego a T2 con buenas patas, con ganas de atacar la maratón y un poco aturrullado del “runrun” del viento.
Tiempo 4:58. Potencia media 251W NP 266W 3.60 W/Kg.

Cuando llego a T2 veo que hay poquísimas bicis y me animo bastante.
Cojo la bolsa de correr y los voluntarios me ayudan, uno de ellos con su buena intención me desata los cordones de las zapatillas… le digo que gracias que no hace falta, me los ato de nuevo y salgo a correr.

El plan de nuevo, era ir por pulsaciones. Pongo ritmo de 4:15-4:20 que me permite ir en mi zona aeróbica. Tras el primer km tengo que parar en otro portaloo esta vez a descargar. Que limpios estaban los baños! Se nota que no había muchos corredores todavía. Salgo después de 2 minutos y sigo con mi plan, seguir pulsaciones y no dejarme llevar por la emoción para evitar cualquier explosión, el plan es conseguir slot y vamos bien. Tengo que parar de nuevo en otro portaloo tras 5kms… me empiezo a poner nervioso… Acelero un poquito. Me encuentro con Víctor Arroyo, le doy ánimos y corremos juntos unos cuantos kms a un buen ritmo. El en su última vuelta aumenta el ritmo y yo decido quedarme como estoy, diferentes objetivos jeje Luego hizo 2:52 el tío, vaya bestia.

Me cruzo con mi gran amigo y compi de batallas José Antonio Arranz. Poca gente vive este deporte como el lo hace y yo me siento muy afortunado de compartir carreras y anécdotas con él. Me dice que no es su día, me da rabia por el, le animo y sigo con el plan. Y yo pensando, si hoy no es tu día cabronazo cuando lo sea…. Otra bestia parda de este deporte!

El circuito es duro, dos subidas y viento en contra que baja el ritmo muchísimo, aunque ayuda a enfriar la temperatura del cuerpo. La gorra me la pongo al revés que si no se vuela. En las bajadas aprovecho a ir rápido así como en tramos con viento a favor. Paso el marcador del km 40 miro el reloj y veo que llevo 2:52… pienso quizá si aprieto hago menos de 3. Lo intento pero el viento en contra y el dolor de tripa le dicen a mi cabeza que me tranquilice que disfrute y no sea tan ambicioso. Estos dos últimos kms disfruto mucho, pienso en Esther y mi hijo Oliver y lo mucho que los quiero y todos los sacrificios que hacen por mi, mientras yo estoy disfrutando de mis entrenamientos. Me saltan las lagrimas, desearía que estuvieran aquí, solo quiero llegar a meta para llamarles por teléfono y compartir este momento con ellos.

Llego a meta doy un buen salto para la foto y veo que hago el maratón en 3:03 y un tiempo final de 8:44. Al fin una maratón en condiciones! Bueno, maratón maratón… no! 41kms y pico… Consigo cuarto puesto de mi categoría, 28 de la general y 5 de todos los grupos de edad y tercera clasificación consecutiva para Hawaii. Parece ser que nos tocaron en 35-39 auténticos cracks de este deporte… vaya tiempos de los tres primeros!

Este ha sido mi décimo ironman y mi quinto año practicando Triatlon. Sigo aprendiendo muchas cosas todavía y me fascina todo lo que da este deporte, tanto las alegrías como las decepciones que te obligan a bajar los pies a la tierra, dar un paso atrás y recordar que esto es un hobby que lo hago porque amo el deporte desde pequeñito y por que sin él, a pesar de tener muchas inquietudes no soy la persona que quiero y aspiro a ser. Cada vez disfruto más y entiendo el significado de sentir este deporte, de competir para uno mismo, de dar lo mejor con humildad sin agobiarse y disfrutando de cada paso del trayecto, compartiéndolo con amigos y familia.

Este resultado es fruto de 3 meses de trabajo intensivo enfocado a esta prueba siguiendo al pie de la letra los entrenamientos de mi coach Jessevnsportscoaching. No hubo ninguna sesión agónica, ninguna sesión que me dejara KO 4 días como solía acostumbrar cuando corría 35 kms a ritmos casi de Half o hacía sesiones de bici que me dejaban desmayado literalmente. Y aún así mejores números de potencia y ritmos de carrera a pie que nunca. Parece ser que el mantra “train smart perform better” tiene mucho sentido.

Quiero dar las gracias a Fermac Cargo por apoyarme para volver a Kona. Vamos a volver allí con ambición pero con todo el respeto y humildad que la isla se merece. Es un sueño hecho realidad tener otra oportunidad de volver a la big island a disfrutar del recorrido y su ambiente una vez más. Por último Gracias de nuevo a mi mujer Esther Hernando Barzano. Que voy a decir de ti que no haya dicho ya. Eres única y me siento muy afortunado de tenerte a mi lado.

Próximo objetivo Ironman Hawaii el 12 de Octubre. ALOHA!

No Comments

Post A Comment